jueves, 17 de noviembre de 2011

Bette Davis eyes


No se cómo los pájaros no se estrellan contra esos ojos.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que hay uno que yo me sé, que se estrella contra ellos cada día (y con gusto).

Qué ojazos!!
(cuánta claridad y misterio)

Anónimo dijo...

¡¡Qué ojazos!! Hermano, no te quepa duda. En ellos reside la respuesta.

Pablo dijo...

Ay si Chamaca, a veces me la quedo viendo un rato hasta que me dice (con ese tono dulce que Dios le dió) "¿qué mirás?".

Pablo dijo...

Juancho, ella tiene los ojos de mi abuela y el carácter endemoniado de los Manzanos, a veces siento pena por el muchacho que llegue a ganar su corazón dentro de muuuuchho tiempo.

Ashiku dijo...

Hermosa, no sólo los ojos, es toda color¡¡¡

Anónimo dijo...

¿Cómo sabes que el anónimo soy yo? ¿ehh? ¿ehh?, Ya no se puede ser anónimo a gusto, caramba, psssssssdttt!!!!!

Pablo dijo...

No está bien que yo lo diga pero sí Ashii, tenés razón, es una cocha hermocha de su papá.

Pablo dijo...

Porque no tengo otro hermano en Andalucía, por eso me di cuenta.

Anónimo dijo...

no, ésta vez volvía a ser yo (es decir, Luisa)
Con tu hermano anónimo andaluz es fácil dar porque siempre te dice: hermano....
a mi lo que me extrañó es que supieras distinguir entre un anónimo y otro (porque me dijiste: chamaca):P

Pablo dijo...

Esta vez me despistaste por tu pregunta en masculino ("¿Cómo sabes que el anónimo soy yo?") pero en general tu forma de escribir es rotundamente femenina. En el primer comentario me di cuenta por la expresión "yo me se", típicamente mexicana de toda mexicanez.

Anónimo dijo...

:)

pal dijo...

Es una belleza... los pájaros no se estrellan porque si ellos los mira lo único a lo que atinan es a dejarse llevar... una belleza

Pablo dijo...

Y también le encantarías a Lola.

pal dijo...

:)
Hay un poema de Samaniego que dice:
"el sol es de oro, la luna de plata y las estrellitas de hojadelata..."
Se que dice algo de unas rosas y de un jerdinero que las vende al mejor postor, todos las quieren, el no se las da a nadie, y al final llega una doncella y el jardinero le pregunta cuantos das por ellas? y ella no le dice nada, solo las mira y así se queda con las rosas el sol, la luna y las estrellas...
Esto es enrealidad lo que pensé cuando la vi... lo que pasa es que no encuentro el poema.

pal dijo...

error: Madariaga... ya vengo

Pablo dijo...

Qué bonito Paluchis!